¡DESCUBRA PORQUE ACUMULO GRASA EN EL ABDOMEN Y LA ESPALDA! RAZONES MEDICAS

Lo Saludable
Spread the love

Hola como siempre Lo Saludable te mantiene informado de los mejores tips de salud, que tu y los tuyos necesitan, en esta oportunidad te traemos este articulo donde te hablamos de las principales razones por las cuales existe el aumento de peso en el abdomen y la espalda.

Puede ser el resultado de ciertas decisiones de estilo de vida, entre otras razones a continuación:

El aumento de peso abdominal alrededor del abdomen y la espalda es sin duda  el resultado de ciertas decisiones de estilo de vida, sin temor a equivocarme.

A veces, incluso si sus piernas son delgadas, puede ver depósitos de grasa alrededor de su vientre.
Si evaluamos dos de las principales teorias como el estrés y el azúcar, tienen un impacto en el tamaño de tu barriga.
Tambien y no es descartable que el aumento de peso del vientre puede ser causado por varias condiciones médicas y cambios hormonales.

Algunas causas pueden incluir el uso de alcohol o drogas, mientras que otras incluyen:

  • Muchas causas de hinchazón y aumento de peso pueden tratarse con cambios en el estilo de vida y medicamentos.

¿Cuáles son los signos del aumento de peso?

El aumento repentino de peso puede indicar problemas de salud subyacentes, como enfermedades de la tiroides, los riñones o el corazón.

  • El aumento repentino de peso se debe principalmente a la retención de líquidos y grasas en el cuerpo.

Cualquier persona que experimente un aumento de peso repentino e inexplicable debe consultar a un médico para determinar la causa subyacente y desarrollar un plan de tratamiento.

Los síntomas que pueden ocurrir con el aumento de peso incluyen:

¿Qué es la grasa del vientre?

La acumulación de grasa que causa una cintura agrandada se llama grasa abdominal.

El exceso de grasa abdominal se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

La grasa se acumula alrededor del estómago en dos formas:

  • Grasa visceral:
    La grasa visceral se acumula alrededor de órganos como el estómago, los intestinos y el hígado. Esta grasa visceral se asoció más fuertemente con factores de riesgo metabólico elevados, resistencia a la insulina, inflamación y mortalidad general.
  • Grasa subcutánea:
    La grasa subcutánea se acumula debajo de la piel.
    La grasa subcutánea se acumula lentamente y puede ser difícil de eliminar.
    Por lo general, los médicos no consideran que la grasa subcutánea sea tan mala para la salud como la grasa que se encuentra más profundamente en el abdomen.
    La grasa subcutánea actúa como una capa protectora y aislante para tus órganos, ayudándote a controlar la temperatura de tu cuerpo.
    Sin embargo, esto puede convertirse en un problema si aumenta demasiado de peso.

Veamos estas 15 razones por las que puedes ganar peso en la barriga y la espalda, razones metabólicas y que tienen que ver con parte de nuestra forma de alimentarnos y estilo de vida.

Hay una variedad de causas, comenzando con dietas altas en calorías y el consumo de alimentos poco saludables y diversas condiciones médicas que alteran la forma en que el cuerpo almacena grasa.

Veamos las razones:

  1. Alimentos azucarados y endulzados: no se puede negar que los alimentos dulces y azucarados te hacen sentir feliz todo el tiempo, pero el consumo regular se ha relacionado con el aumento de peso, la obesidad y otras enfermedades relacionadas con la salud. Un estudio reciente sugiere que comer demasiada azúcar puede poner en peligro nuestra salud al causar más depósitos de grasa alrededor del corazón y el abdomen. Cuando comes demasiada azúcar, se convierte en grasa y se almacena en tus tejidos. Esta grasa puede provocar alteraciones metabólicas, incluida la inflamación crónica que puede dañar la salud. Un estudio observacional que analizó las bebidas endulzadas y los azúcares agregados a diferentes alimentos encontró que una mayor ingesta de bebidas endulzadas y azúcares agregados estaba fuertemente asociada con una mayor acumulación de grasa alrededor de los órganos.

Grasas trans:

Las grasas trans engordan más que otros alimentos con el mismo contenido calórico, pero eso no es todo, además hay otras alteraciones. Investigadores de la Universidad de Wake Forest han descubierto que las grasas trans aumentan la cantidad de grasa alrededor del abdomen. Las grasas trans no solo crean grasa nueva, sino que también transfieren grasa de otros lugares al abdomen. Incluso cuando las calorías dietéticas totales están reguladas, una dieta rica en grasas trans puede redistribuir el tejido adiposo en el abdomen y provocar un aumento de peso. Comer grasas trans puede provocar un aumento de peso y elevar considerablemente el riesgo de diabetes y enfermedades del corazón.

Las grasas trans se pueden encontrar en manteca vegetal, algunos tipos de margarina y productos de panadería procesados, como galletas, papas fritas y muchos bocadillos.

Alcohol:

El alcohol tiene un alto contenido de azúcar, si aunque usted no lo crea y aunque el licor que consuma no sea precisamente dulce, ademas de que este varía en contenido calórico para los diferentes tipos de bebidas alcohólicas.

Las calorías en el alcohol se consideran calorías vacías porque no tienen valor nutricional. Beber alcohol reduce la cantidad de grasa que nuestros cuerpos queman para obtener energía. Si bien puede almacenar minerales, proteínas, carbohidratos y grasas en su cuerpo, no puede almacenar alcohol.

Por lo que si su sistema quiere deshacerse de él lo antes posible le podemos decir que una pinta de cerveza tiene las mismas calorías que una rebanada de pizza y una copa de vino tiene las mismas calorías que un helado.

Al reducir su consumo de alcohol, puede perder peso significativamente. Esta es la forma más fácil de perder el exceso de peso corporal. (si usted es un bebedor mas que ocasional).

Dietas bajas en proteínas:

Las proteínas sacian más que las grasas o los carbohidratos, por lo que pueden mantenerte satisfecho por más tiempo. La proteína ayuda a controlar el apetito y reduce la cantidad total de calorías que quema, ayudándole a mantener una masa corporal magra. En Perú se realizó un estudio en un pequeño grupo de personas, incluidos hombres y mujeres, que comieron la misma cantidad de calorías cada día pero tenían diferentes cantidades de proteína. El estudio informó que las personas con un bajo consumo de proteínas aumentaron más de peso que aquellas con un alto consumo de proteínas.

Dieta baja en fibra:

La fibra afecta la sensación de saciedad después de una comida. A diferencia de otros carbohidratos, lípidos y proteínas, la fibra no se descompone ni se utiliza en su sistema. Si bien la fibra puede minimizar el aumento de peso al mantenerlo lleno después de las comidas y estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, también significa lo contrario.

Si usted no consume suficiente fibra en su dieta, tiende a comer más porque no estará tan satisfecho, lo que definitivamente conducirá a un aumento de peso.

Cambios en la flora intestinal:

Podemos decir según estudios realizados que su intestino contiene una variedad de microorganismos, también conocidos como flora intestinal, que ayudan a digerir y absorber los nutrientes.

Si la concentración de bacterias Firmicutes en el intestino aumenta, también aumenta la absorción de más calorías por parte del cuerpo, lo que puede provocar un aumento de peso, especialmente alrededor del abdomen. Este  aumento puede ser causado por un desequilibrio en la salud intestinal, que es causado por la falta de bacterias beneficiosas que mantienen una buena salud intestinal, Específicamente, es más probable que acumules más grasa abdominal.

Si su flora intestinal está desequilibrada, es más probable que desarrolle enfermedades como las cardíacas y diabetes tipo 2.

Estrés:

Si bien sabemos que el estres es causa de muchas enfermedades tambien del aumento de peso, ya que el cortisol es una hormona del estrés que afecta la distribución de grasa al hacer que ésta se almacene centralmente o alrededor de los órganos, Sin embargo, la exposición al cortisol aumenta la grasa visceral (grasa alrededor de los órganos). Las personas con condiciones asociadas con niveles altos de cortisol, como depresión severa recurrente y enfermedad de Cushing, tienen un exceso de grasa visceral.

Pero adicionalmente las mujeres no obesas que eran propensas al estrés tenían más probabilidades de tener un exceso de grasa abdominal y niveles más altos de cortisol, la hormona del estrés. Un estudio informó que las mujeres con más grasa abdominal eran más negativas y estresadas.

Malos Hábitos del Sueño:

Los científicos saben desde hace años que la falta de sueño puede dejarlo exhausto, malhumorado e incapaz de pensar bien. Puede hacerte engordar porque aumenta los niveles de grelina y disminuye la saciedad o los niveles de esta hormona lo que puede conducir a comer en exceso y aumentar de peso. Según una nueva investigación, la falta de sueño afecta la capacidad de las células grasas para responder adecuadamente a la hormona insulina, que es esencial para controlar el almacenamiento y el uso de energía.

Con el tiempo, esta interrupción puede provocar aumento de peso, diabetes tipo 2 y otros problemas de salud, según las investigaciones realzadas en el 2021.

Estilo de vida sedentario:

Con el avance de la tecnología, el estilo de vida ha cambiado de ser activo a ser sedentario. La mayoría de las actividades que se realizan ahora requieren que te sientes en un lugar durante horas. Cuanto más tiempo pase sentado, mayor será el riesgo para su salud. Es más probable que tengas grasa abdominal que alguien que está activo todo el día.

Genética:

Increíblemente esta demostrado que la genérica afecta e incide en la acumulación de grasa abdominal.

Los estudios muestran que los genes juegan un papel en la acumulación de grasa abdominal. Diversos estudios han concluido que el aumento de grasa abdominal en individuos no obesos está asociado a causas genéticas. Puede heredar genes que causan una distribución y almacenamiento anormales de la grasa corporal. Esto puede conducir a diversos trastornos metabólicos, como resistencia a la insulina, diabetes y enfermedades cardiovasculares, todos los cuales pueden darse en familias.

Hipotiroidismo:

una tiroides poco activa libera muy poca hormona tiroidea para regular su metabolismo. Cuando no produce suficientes hormonas tiroideas, no quema tanta energía. Cuando su metabolismo en reposo se ralentiza, la cantidad de calorías que quema a lo largo del día disminuye. Una tiroides poco activa puede causar fatiga, piel seca y adelgazamiento del cabello.

Trastornos del estado de ánimo:

Hasta esto puede ser causal de aumento de peso, los trastornos del estado de ánimo como la depresión y la ansiedad juegan un papel importante en el aumento de peso. En respuesta a estos sentimientos incómodos, puede desarrollar un interes en  comer más a ciegas, lo que provocará un aumento de peso.

Tanto la depresión como la ansiedad pueden provocar fatiga, irritabilidad y dificultad para concentrarse, y  estos tres efectos en tu cuerpo, tiendes a saltarte el gimnasio o reducir la actividad física y adoptar un estilo de vida sedentario. Esto puede hacer que aumente de peso.

Síndrome de ovario poliquístico (SOP):

El SOP es una causa hormonal del aumento de peso en las mujeres. El SOP puede causar un desequilibrio en ciertas hormonas, como el estrógeno y la testosterona, la condición, que afecta a 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva, interfiere con la forma en que el cuerpo usa la insulina, la hormona responsable de convertir los carbohidratos en energía.

Es bien sabido que a medida de que el cuerpo se vuelve resistente a la insulina, los carbohidratos y almidones consumidos se almacenan como grasa en lugar de convertirse en combustible. El SOP puede causar irregularidades menstruales, acné e incluso el crecimiento de vello facial excesivo. Si bien no existe un tratamiento definitivo para el síndrome de ovario poliquístico, los cambios en el estilo de vida y los medicamentos pueden ayudar a controlar las hormonas, y los síntomas pueden disminuir a medida que cambian los desequilibrios hormonales.

Menopausia:

Llegar a la menopausia puede hacer que las mujeres aumenten de peso, a una edad temprana, el estrógeno le indica al cuerpo que almacene grasa en los muslos y las nalgas para apoyar el embarazo, la acumulación de grasa subcutánea en estas áreas generalmente se considera saludable. Cuando una mujer entra en la menopausia, los niveles de estrógeno disminuyen como resultado, la grasa se almacena en el abdomen y no alrededor de las caderas y los muslos.

Medicamentos:

Uno de los medicamentos utilizados para tratar la presión arterial alta pueden causar aumento de peso, La insulina, que se usa para mantener niveles adecuados de azúcar en la sangre en personas con diabetes, puede provocar un aumento de peso, mantenerse activo y seguir un plan de alimentación saludable puede ayudarlo a administrarse insulina sin aumentar de peso.

Los medicamentos psiquiátricos, especialmente los que se usan para tratar la depresión y el trastorno bipolar, a menudo conducen al aumento de peso, Aunque están diseñados para aliviar la depresión, sin saberlo, pueden aumentar su deseo de comer.

Si usted forma parte de estos pacientes puede empezar a subir de peso constantemente, sin embargo puede combatir esto con una buena fuente de alimentación y realizando ejercicios que le ayuden a  mantenerse en su peso ideal.

Lo Saludable
Este articulo fue escrito por Lo saludable.com web de salud, tips, consejos y mejoras.

LO SALUDABLE
LO SALUDABLE

You May Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.